sábado, 26 de junio de 2010

Se deben privatizar las empresas del gobierno

La privatización es un proceso jurídico-económico mediante el cual las actividades empresariales son transferidas del sector público al sector privado, es decir, traspasadas o tomadas ya sea desde el estado o la comunidad hacia agentes económicos privados. Es uno de los pilares de la libre empresa, existiendo empresas que libremente otorguen a clientes cualquier servicio que haya dado anteriormente el Estado, ahora bajo la libre empresa y competencia para evitar monopolios e intervención estatal a favor de sectores económicos, sin restricción comercial del estado ni servicios estatales obligatorios; los ingresos privados deben ser resultado de la inversión privada, es decir, son los ciudadanos y no el estado quienes contratan sistemas privados en un sistema privatizado.
Este proceso permite a los actores no gubernamentales intervenir en la financiación y producción de bienes y de prestación de servicios. Así mismo, la privatización introduce cambios en las funciones y responsabilidades públicas y privadas. No necesariamente se limita a la venta de empresas públicas. La privatización, fundamentalmente es desmontar al estado y dejar en manos de agentes privados y del mercado lo que anteriormente había sido administrado por el estado, en sus versiones radicales se plantea que incluso es posible volver privados servicios como el poder judicial que actualmente es estatal y único.
Para privatizar los distintos sectores de la economía, fue necesario hacer cambios en la Constitución, pues hasta este momento nuestra Carta Magna aseguraba la intervención del Estado en la economía y lo obligaba a garantizar los derechos sociales de la población. Un ejemplo relacionado con la privatización de la economía es el de la propiedad de la tierra. Durante el sexenio de Carlos Salinas, se llevó a cabo una reforma relacionada con la propiedad de tierras comunales que presuntamente permitiría que se consolidara la propiedad sobre las parcelas y al mismo tiempo se establecieran acuerdos con inversionistas nacionales o extranjeros para arrendarlas y hacerlas productivas. Esta decisión no fue del agrado del campesino mexicano.
¿Qué ventajas económicas puede tener?
El fundamento central de la política neoliberal se basa en la consideración de que el mejor funcionamiento económico ocurre cuando el proceso económico se deja a la suerte que le marque el mercado, como si éste fuera un ente abstracto que se autorregulara sin intervención del Estado. Por ello, se apuesta a la privatización de la economía, es decir, al manejo privado de los servicios públicos, la industria y el campo.
¿Qué costos económicos o sociales puede tener?
El que la sociedad se pueda vincular un poco más con las empresas y pueda ser partícipe de ellas a través de sociedades que ya no estarán controladas por el gobierno y en las que los ciudadanos podrán participar como inversionistas en dichas empresas.
¿Es coherente el punto con el México de los 70´s?
No, porque el presidente en mando controlaba la mayor parte de las empresas e instituciones del país, haciendo así más difícil el contar con negocios propios, el estado se hacía cargo política y económicamente de los bienes nacionales, además se nos indica que no fue sino hasta los 80's cuando México hizo válido este tratado, comenzando con leyes de privatización principalmente en bancas y propiedades.
Conclusiones
La privatización de empresas es un instrumento principal en la estrategia de desarrollo de un país, ya que con esto se dividen un poco los cargos de las empresas existentes y no quedan totalmente del lado del gobierno, lo que permite que la sociedad pueda ser partícipe de los negocios dentro de un país y así poder observar una economía y una política más transparente que nos beneficie a todas y a todos como ciudadanos dentro de una nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada